viernes, 9 de octubre de 2015

Ahora

Sumergido en mil tribulaciones,
enojado con mi mundo
por no ser seguro,
por no tener mas paredes,
trampas y pozos horribles,
para que los demás mundos
me odien y se alejen,
hasta los que amo
porque mañana
me harán daño una y otra vez.

Meto mi cabeza en el agua
porque ahí nada me llega
nadie me toca y no es una
son demasiadas las voces
los abandonos, los puñales.

Todo lo gane solo por querer
ser el que ama lo que hace
el que ama a esa mujer
que sin saberlo me regala vida
en una letra, en un segundo.

De pronto, como un rayo
que cruza el mundo
llega a mi tu voz,
patea toda mi bronca
destruye todo mi dolor
llenando mi mundo
de la mas hermosa paz
que un hombre pueda tener.

Sin saberlo, ni pretenderlo,
sin pedir nada a cambio,
ni esperarlo me hace feliz,
único entre un millón.
Salvo de mi mismo,
de mi eterna soledad.

En algún lugar de la nada
en un momento de la vida
subido a mi nube
viajando como el viento
soy feliz porque tengo
en mi vida tu corazón.

Y sin métrica ni rima
escribo mi agrandamiento
a tu posarte en mi alma
y hacerme ver que
mi mundo es intocable
si mi palacio se cierra
con la sola pureza de mi amor



























Diego Hernán Raquita
10-10-2015 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2012.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-