jueves, 21 de enero de 2016

Elegí

Un tiempo magro, casi nulo,
hasta que una mano se poso en mi,
abrazo mi alma y me dejo elegir,
mostrándome el camino.

Una noche sin luna, ni estrellas,
solo dolor y lagrimas de soledad,
la mano apretó, me mostró que tan
malo es estar hundido en mi.

Salí de mi trampa, mentira total.

Me entregue y le entregue mi alma
sin pedir mas que su mano en mi alma
nunca la saco, nunca me olvido
podre sostenerla en mi?

El camino se bifurca en mil senderos
pero solo uno me llevara a su alma,
lo caminare con cuidado y pasión
solo espero tener el tiempo de mi lado.









































Diego Hernán Raquita
22-01-2015 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2016.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-