lunes, 12 de enero de 2015

Fosa

Desde la fosa más profunda
te llamo y te pido la vida.

Mis pies sumergidos en sangre
mi corazón en penas.

Mi alma recorre las calles otra vez,

No paro de llamarte,
no dejo de pedirte.

Tu ya no me oyes,
tu ya no me hablas.

Navego esta ciudad que no tiene fin.

Siento tu mirada,
sé que me cuidas.

Pero de que me sirve
si ya no besas mis pupilas.

Un nuevo paso, un nuevo principio.

Me sumerjo en las entrañas
de esta pobre ciudad.

Llena de gente sin alma,
de sombras sin destino.

Llego hasta el último bastión
lleno de cadáveres.

Gente que nunca volvió
y la ciudad olvidó.

Llegaron con el último suspiro
a dejar sus almas y partir.

En el paisaje convierto
mi angustia solo en un camino.

Ese que me lleve hasta tu lecho
y me convierta en tu destino.




















Diego Hernán Raquita
11-01-2015 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2014.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-