sábado, 30 de noviembre de 2013

Pedido


Vivo entre paños de arroz
tan suaves que solo una brisa
los hará volar lejos de este mundo
tan inhóspito e indómito para mí.


Nunca me alejo de ellos son la única
protección ante todo el dolor que me
proporciona cada uno de aquellos
que dicen que mañana sera mejor.


Entonces un nuevo día.


Otro día de mareos, dolores
pies hirviendo, doloridos,
mente revuelta, confundida,
corazón escondido dentro del alma.


Heridas que supuran miedos
dejando sin aliento ni ganas
al portador de la única realidad
el irse sin haber inventado nada.


Entonces una nueva noche.


Vueltas y vueltas sin encontrar
la posición para entregar
sus lagrimas a Morfeo dejando
que el lo conduzca al Valhalla..


Los sentidos tan alertas
como el dolor físico lo permite,
nada mas tortuoso que el sueño
escapando del pobre simulador.


Un día mas que se va sin llevarme al final.



















Diego Hernán Raquita
30-11-2013 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2012.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-