sábado, 29 de noviembre de 2014

Irse

Las hojas caen sobre su cuerpo
lentamente lo cubren
el viento las acomoda
sin dejar nada por ocultar.

Los días hunden la imagen
dentro de la huella
dejada por el mismo ser
que abandonó el cuerpo.

Litros de nada
sobre kilos de silencio
dentro de kilómetros de soledad
dejados sobre el lomo de dios.

Legados del amor
que nunca vivió
pero que creía
haber entendido.

Pero cómo entender
lo que no se conoce,
cómo ser amante sin amor
feliz sin estar vivo.























Diego Hernán Raquita
23-11-2014 Buenos Aires, Argentina