martes, 3 de diciembre de 2013

Escribir


Tan fácil escribir con el corazón
vertiendo el alma en cada letra
dejando en cada verso el suspiro
necesario para poder seguir vivo.


Tan difícil poder leer y entender
las letras vertidas por mi corazón
sin medir el dolor, el descontrol de
mi alma salvajemente abandonada.


Pasa un pollo volando cargado de billetes
que no deja en mi mas que preguntas
llegando al mas bajo de mis instintos,
sin entender que mañana estaré igual.


Un regalo tan impropio
como una palabra mal puesta
una soledad tan regalada
como el desalojo por un desconocido.


Tan fácil matar tu corazón
como olvidar tu alma
por una infinidad de segundos
invertidos en un mar de lagrimas.


Tan difícil volver a ser humano
viniendo desde lo mas bajo
de la perversión insana de ser
solo aquello que quiero ser.


Pasa una caja repleta de nada
que no ocupa mas espacio
que el de un ataúd lleno
de recuerdos que nunca tuve.


Una exigencia tan hostil como la
de ser lo que jamás quise ser,
estudiar, trabajar, casarte, pero
nunca la de ser yo y mis letras.


Pero el momento llego aunque sea fácil escribir y
difícil entender, estoy con mis letras y no importan
ni los pollos llenos, ni las cajas vacías, ni los recuerdos
que no tuve, solo yo mis letras y mi amor a P.B.


Y entonces hoy, soy, no tengo, solo soy.
















Diego Hernán Raquita
04-12-2013 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2012.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-