martes, 4 de febrero de 2014

Mí cueva

Salgo de mí cueva, llamo el viento
para que en sus remolinos
tome mis pesares y los lleve
hacia el otro lado del tiempo.

Espero que el sol pinte de amarillo
el camino que debo seguir
ese que en algún recodo
me dará un pequeño desayuno.

Comienzo la ida diaria hacia
ningún lugar, hacia todo el universo,
se que no tendré mas compañía
que la de mi alma susurrándome al oído.

Tan hermoso como arduo
me sumerjo en camino
tan simple como mío
me entrego al destino.

Logro subsistir un día mas
logro cruzar nuevamente la entrada
esa que hoy fue salida, escape,
esa que ahora cobija mi alma herida.

Dentro, cansado, somnoliento,
siento que estoy en mí cueva,
es que todo el día desee volver
a mi lugar, a tu compañía.


















Diego Hernán Raquita
04-02-2014 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2014.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-