martes, 22 de noviembre de 2016

Ella

El mar ruge con fuerza

liberando espuma blanca
que aparece como el velo
de la noche en plena mañana.

Las gaviotas llaman

con trinos pasionales
siguiéndolos corto el viento
para llegar a su lado.

Magia blanca convirtiendo

mi pesar en alegría,
gitana calma llevando
mi alma a la eterna felicidad.

Toma mi mano

caminando juntos 
esperando el momento
en el que seremos melodía.

Creo que me soltara... 

pero es cuando me toma
con más fuerza
aplastando me contra su pecho.

Todo me abraza ahora,

el cielo, la tierra, 
la luna,
El sol, 
el camino, la pradera,

la cordillera, el lago, 

el mar,
el Edén, 
el infierno, todo es ella
Y me lo regala en libertad.


Diego Hernán Raquita



sábado, 12 de noviembre de 2016

Simpleza

Habitas mi alma 
con la simpleza infinita
que tienen las maravillas cotidianas.

Vives anclado a la certeza
que te marcan los días
que en colorida sucesión
arman tu propio almanaque.

Sigues incansable la línea temporal
en sucesivos instantes que forman
tu mundo tan diferente
que no me es ajeno
porque gira en mí mismo universo
atrapándome, deteniéndome.

Eres alquimista trasvasando
sentimientos profundos,
mezclando tesoros que reconoces
con estable locura y pasión.

Esculpes en mi alma tu verdad,
con trazos seguros
que modelan mi razón,
dándole alas para volar
a mi único centro, el amor.

Escalas mis sueños, mis deseos,
mis inciertas necesidades
con valentía del que sabe
que en esa subida escabrosa
se va la vida o se vive intensamente .

Renaces cada día desde
la infinidad de las palabras
que se mecen como peces
en el mar rojo de tu corazón.

Eres naufrago a destiempo,
surges desde tu propia desdicha
que se transforma en pasión
persiguiendo sueños con la simpleza
de los que aman de verdad.

En la simpleza de lo simple esta la verdad…

Valentina Landa
Derechos Reservados de
Autor


lunes, 7 de noviembre de 2016

Te encontré

Como si nunca hubiese
sabido nada de vos,
sin embargo, salimos
del mismo vientre.

Años de incomprensión
de creer en lo que decía
un fantasma inútil
hasta para amar.

Me convertí en un viejo
sin ánimos ni fábulas,
en una canción desesperada
que se llena de melodías inconclusas. 

Llegaste y vi tu Grandeza
vi el ejemplo que siempre
necesite en mí, 
entendí...

Entendí que me lo perdí
que es muy difícil recuperar
intento... sin saber cómo.

Pero me sigo hundiendo
en esta agonía que acepte
por necesidad e idiotez.

Vos ahí como el mástil
que sostiene mi bandera,
me ínsita a seguir 
en el viento para no 
quedar atrapado aquí.

Cuando veo mi mundo
entiendo mis errores,
alguno de mis aciertos
y sé lo que debo hacer.

Diego Hernán Raquita
08 de Noviembre de 2016
derechos reservados.

domingo, 6 de noviembre de 2016

Edificar

Desde el primer minuto
con la salida del sol
comienzan mis esfuerzos.

Mezclo argamasa
para construir los cimientos,
con cuchara y nivel 
uno ladrillos y cemento
dándole altura a las paredes
que envolverán mis intentos
de seducirte un día más.

Es mediodía...

Debo apurar
pasas alegrando, 
dándome fuerza y vida,
para seguir hasta la noche
edificando mi nueva propuesta.

Término paredes,
construyó el techo,
agrego puertas,
colocó ventanas, 
horas trabajando 
con la alegría
de saber que en la noche llegaras.

Entras y pintas las paredes
con los colores más bellos,
prendes las estrellas que 
llena mi construcción de luz.

Ríes y todo brilla
y mi plan una vez mas fue bueno, 
por una décima de vida logre creo 
que tu alma tenga ganas de mas.

Diego