miércoles, 21 de octubre de 2015

Seducción

Me seduce la noche con la luna en tu pelo
y las infinitas estrellas recostadas en ti,
los mil latidos que recorren la piel
las olas de cristal que acarician
más allá del cuerpo en lo profundo.

Me seduce la grandeza al amar,
la desnudes del alma entregándolo todo
La dulzura infinita arropada en la ternura .
Me seducen las palabras de amor que
alimentan mis sueños más allá del dolor
y más acá cerca de la paz.

Me seducen los ojos de mirar incierto
el tono grabe de la voz que ama

y ese palpitar inseguro del corazón ,
que grita que canta y que llora
con murmullos de amor.

Me seduce cada frase que la mano escribe y siente,
me seduce la verdad , la risa plena
el valor del cariño expresado al sentirlo.
Me seduce el amar como ama el que ama intenso
el palpar la existencia con caricias ansiadas
el mirar para ver la esencia pura del alma.

Me seducen los silencios y los gritos de amor
el fuego que nace, el candor y el pudor
el cielo que se entrega, lo bello que se espera.
Me seduce la ilusión de amar y ser amada,
de entregar la vida y pintar el alma que me ama.
VALENTINA LANDA
DERECHOS RESERVADOS DE AUTOR


Miedo

Me escapo de la trama,
huyo de la linea de fuego,
me tiro en la barricada
embarrando cada idea.

Si no huyo caeré en sus ataques,
juegos de seducción inservibles,
contra mi alma herida.

Me escondo tras sombras
tan lejanas, irreales,
que igual me ve y ataca.

Mis lagrimas son para el,
mis sonrisas para todos
pero si alguien cruza,
huyo, jamas lo lastimaría...

Enojado me lanzo al vació
sabiendo que me atajara
aunque no me vea
su corazón me vigila.

Me digo basta, no me
tendrá jamas, jamas...
pero lo abrazo y lo sueño,
despierto y ahí esta...siempre esta...

Muerto de frio, solo...
martes 20 de octubre 2015































Diego Hernán Raquita
derechos reservados.