sábado, 17 de septiembre de 2016

Magia

La magia abraza mi ser

apretando las arterias 
llenas de amor que corren
sin detenerse a pensar.

Esa, tu magia, me invade

estremeciendo cada rincón,
imponiendo el dolor ígneo
por no tenerte aquí, en mi cama. 

Ayer ese ayer que hoy

es tan irreal cómo este
Mañana que no comprendo
Sin tu piel en la mía.

Pero que tu magia

vuelve a encerrarme
En este amor que profundiza
la necesidad hermosa de vida.

Vida para compartir

Para aprender de nuevo
a ser silencio en la duda 
Y pasión en la entrega.

Diego