miércoles, 2 de julio de 2014

Poema XXXI

Busco las palabras en mi alma
le pido a mi corazón que me las dicte
y las digo y te las entrego
y soy salvo por tus oídos

En mi derecha pongo mi corazón
y te lo entrego sin temor
sobre mi izquierda despliego mi alma
que te abraza en cada respiro.

Si esto soy, un marejada de amor
que tu creaste en mi
una pasión sin mas razón
que la felicidad de tu corazón.

Me veo en ti y renazco
te veo en mi y vivo
soy el ser único
el que te llevara del oto lado.

Cambio tus lagrimas
por mis sueños y te llevo,
hacia el mismo centro
de la mas perfecta comunión.

De dos seres sufrientes
que convertidos en uno
solo serán la pasión del amor
en un camino infinito.






























Diego Hernán Raquita
01-07-2014 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2012.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-