lunes, 24 de febrero de 2014

Alas


Camino con mis alas guardadas
escondiendo mi pasado
frente a la angustia humana
que quiere atraparme y dejarme sin cielo.


Llego al límite norte de mi vida
ese poso que solo me lleva al pasado
despliego mis alas, levanto vuelo,
entre nubes cruzo el norte de mi pasado.


Aterrizo en un oeste ignorado
el que alguna vez camine gallardo y feliz
y hoy solo es la cárcel de mis miedos
esos a los que no deseo volver.


Recorro los paisajes
viendo en algunos mis lagrimas
sintiendo el olor de mi sangre en otros
pero en todos siento el dolor.


Escondo mis alas a los simples
caminando las calles de la ciudad
cruzo hasta el sur donde por vez primera
soy parte del asfalto gris y magullado.


Arranco de mis espaldas las alas
cuando como un trueno entra en mi vida
demostrándome lo hermoso y doloroso
que es ser siempre un ser real.


Le entrego mis alas para caminar a su lado
escribo con sangre su nombre sobre cada adoquín del sur
juntos creamos una cueva en el centro del universo
y la llamamos amor y muerte, piedad y perdón, dolor y unión.







































Diego Hernán Raquita
24-02-2014 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2014.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-

miércoles, 19 de febrero de 2014

Sentado


Siento mis ojos frente a la ventana
para a través de ella ver la cotidiana vida
correr, caminar, reír y llorar pero por sobre
todo morir sin saberlo, sin siquiera sentirlo.


Prendo la magia de mi corazón
y todo comienza a verse como
una interminable sucesión de errores
míos y del mundo al que pertenezco.


Comienzan a caer lágrimas
y a chocar contra el sucio piso
al que van dándole brillo,
con la pasión de su dolor.


Entonces el cielo obscurece
mi alma se adueña del paisaje
la tormenta se abalanza
limpiando la muerte que dejo el día.


Siento mis ojos frente a la blanca hoja
y comienzo a llenarla con mi verdad
esa que solo ven los que aman y saben
que cada segundo mueren por amar.



















Diego Hernán Raquita
19-02-2014 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2014.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-


martes, 4 de febrero de 2014

Mí cueva

Salgo de mí cueva, llamo el viento
para que en sus remolinos
tome mis pesares y los lleve
hacia el otro lado del tiempo.

Espero que el sol pinte de amarillo
el camino que debo seguir
ese que en algún recodo
me dará un pequeño desayuno.

Comienzo la ida diaria hacia
ningún lugar, hacia todo el universo,
se que no tendré mas compañía
que la de mi alma susurrándome al oído.

Tan hermoso como arduo
me sumerjo en camino
tan simple como mío
me entrego al destino.

Logro subsistir un día mas
logro cruzar nuevamente la entrada
esa que hoy fue salida, escape,
esa que ahora cobija mi alma herida.

Dentro, cansado, somnoliento,
siento que estoy en mí cueva,
es que todo el día desee volver
a mi lugar, a tu compañía.


















Diego Hernán Raquita
04-02-2014 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2014.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-