jueves, 15 de diciembre de 2016

No importa
Llega como una tormenta
vistiendo mi nube de color.
Lo cuento mil veces
mas nadie cree
que su sola
presencia llene mi mundo.
Si señor lea bien
no la vi jamás
más que me importa
si es negra o blanca,
colorada o amarilla,
o azul o naranja,
si en ella vive
el pigmento de la creación.
Por eso señora
que me cambia
si es alta o enana,
si es gorda o
se transluce al
chocar con el sol.
Que mas da sI es
derecha, zurda,
si en sus manos
vive la magia del arte.
Que me importa si
lleva un treinta y seis
o un cuarenta y cinco
en sus pies
si con sus alas plateadas
me lleva a volar al
bello planeta del amor.
Y ustedes dirán señores
que todo esto ya lo dijo
el gran Oliverio
pues claro estoy seguro
que fuimos nosotros
en otra vida.
Diego