jueves, 8 de octubre de 2015

Tres a.m.

Tres de la mañana
el cielo obscuro y yo,
sin luna, ni dolor.

Una nube me saluda
me da un soplo,
me empuja a seguir.

Camino como siempre
escribiendo...
escribiendo te, en mi,
sintiéndote en mi.

En la calle nadie,
solo la magia de tu voz
en mi oído declamando.

Sera una noche única
caminando, escribiendo,
con mi nube, amándote.

Sera una noche única,
soñando con tu alma
caminando al lado mio.




















Diego Hernán Raquita
07-10-2015 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2012.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-