viernes, 13 de abril de 2012

La tarde

Otro milenio más esperando nacer
Subiendo la pendiente sin escalera
Sin ascensor, solo con mis cansados pies
Pero no avanzo, subo pero siempre estoy debajo
Veo las puertas, la entrada, otro esfuerzo, sigo

Un centena de años mas luchando
Por llegar frente  a tu  imponente imagen
Creo caminos, imagino estrategias
Ilumino con velas el corazón
Pero mi alma no encuentra, no perdona.

Este será el último año que camino solo
En la última tarde del último día
Sé que conseguiré unirme al más
Hermoso puente imaginario  ese
Que me llevara a tu hermosa presencia

Es la tarde del día indicado
Y tus ojos se posan sobre mí y me guían
Uno a uno doy los pasos
Necesarios para entrar en tu alma
Y saberme tuyo y creerte mía.