lunes, 27 de junio de 2016

Dueños de la luz

El reino del amor
es en especial delicado.
Cada mañana volvemos
a nacer con una luz nueva
que hace que lo que nos importa
brille en destellos únicos.

Los frágiles cristales
en los que está construido
reflejan la luz apacible
de cada sonrisa de seres
que enamorados se embellecen.

En este reino mágico
en camino de la felicidad
somos siempre la luz que brilla
o el espejo que la atrae
es como el camino claro
que deja la luna en el agua
y en el que se pierden las miradas
buscando respuestas.

La energía que lo sostiene
nace y muere en las entrañas
de almas enlazadas,
que emanan de sentimientos
cargados de vibraciones infinitas.

Es un reino donde habita
un mundo entero, un lugar
que es un abrigo de amor,
de verdad, de luz y plenitud
Sé que cuando estás dentro de ti
y yo estoy en ese lugar dentro de mi
los dos somos uno.

Un reino de guerreros
que unen sus corazones
en batallas fantásticas
de sol, fuego y lluvias
triunfos universales
que los convierte en luz
si caminan juntos.

Asómate a ese reino
a cada resplandor de sus días
con todas las ilusiones posibles,
tanta luz te acariciará
y todo tu mundo
aún en tinieblas se iluminará.

Lo que hacemos
en este Reino de Amor
tiene resplandor de luz
en la eternidad de tu universo .
Hay quienes deben atravesar
la densidad para llegar a la luz
pero al llegar alguien
siempre nos esperará.


Valentina Landa
Derechos Reservados de Autor 2016