lunes, 4 de enero de 2016

Una noche eterna

El cielo tiene color de noche silenciosa
dormida sobre la luna enorme
el tiempo tuyo y mío esta clavado
nos engañan los relojes
y el tiempo se detiene en tus ojos.

Mis ojos están detenidos en la belleza
que graba la noche en tu piel
mientras las estrellas me regalan el brillo
de la eternidad bailando en tu pelo.

Noche eterna llena de
susurros nocturnos,
de idílicas melodías
inimitables de amor
sentimientos dormidos,
de caminar despacio
en la penumbra que
acarician tu cara y la mía.

Ni un minuto de obscuridad
a tu lado y en mi alma la noche brilla
su abrigo en el abrazo que
nos da todo el tiempo
hipnotizando los relojes
que nunca nos separaran.

Y la noche es nuestro refugio
eterno y escondido invadido de poesía
de interrogantes acorazados
en el alma de ternuras muy guardados
estallando en la piel desvelos inconclusos
que acompañan sin herir.

El universo nos da complicidad
se viste de blanco y nos sonríe
mientras las aves se hacen fuego
la brisa nos envuelve
nos arrulla en su dulce vaivén
llevando nuestras almas
a descansar en poemas eternos.

Noche eterna de luciérnagas
soñadoras colgándose del corazón







































Valentina Landa Diego Raquita
Jupiterianos
05 de Enero del 2016