martes, 6 de octubre de 2015

Verdad

Quizás algún día la marea
se ponga de mi lado
con el viento de la mano

quitemos la violencia,
extirpemos la maldad
pero por sobre todo creemos
paraísos llenos de colores,
paz y amor para los niños.

Quizás el mundo piense
en si mismo
pero el viento les sacara
la careta
y el mar la hundirá
ya no habra mas miedo
ni dolor para los niños.

Traerán un mundo nuevo
la nueva ierushalaim
la nueva realidad,
sin temor, ni dolor,
ni vanalidad.

Porque cuando todos dicen
que es normal yo les grito
que un niño lastimado
es la muerte de toda nuestra verdad. 






















Diego Hernán Raquita
04-10-2015 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2012.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-