sábado, 6 de junio de 2015



Tómalo III


Quizás si doy un golpe mas
a tu corazón endurecido
logre sacar de el la muerte
que lo inunda y aflige.

Seguro que si beso
tu alma embravecida
meteré en ella la pasión
enardecida de tu dolor.´

tal vez haya una forma
de darte alivio, paz,
si pudiera tener en mi palma
tus mejillas tu boca seria mía.

Seguro no tendré tiempo para amarte,
mi vida es solo un suspiro en tu presencia.
Mi felicidad solo una mueca del destino.
Mi muerte solo una lagrima en tu mejilla.


























Diego Hernán Raquita
05-06-2015 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2012.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-