lunes, 15 de junio de 2015

Dámelo

Cansados de iluminar
tus ojos se cerraron
liberando en mí la pena
de ver tanto dolor en ti.

El dolor que liberaron en mí
me enseño a caminar la linea
derecho y sin errores
por un rumbo que jamas ame.

Cansado de tenerlo escupí
al cielo todo ese maldito
y ajeno dolor que solo
interrumpió mí crecer.

Hoy camino dando piruetas
cambiando el norte a cada segundo
sintiendo el viento en mi rostro
y la alegría inundando mi alma.

Por eso si quieres dame tu dolor,
yo lo guardare en mi corazón
lo convertiré en nada y te devolveré
un poco de felicidad .para tu alma.
 

















Diego Hernán Raquita
11-06-2015 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2012.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-