sábado, 7 de septiembre de 2013

Contradicción

Saco de la pecera el olor a mar,
lo convierto en humo de volcán,
y volando en él rodeo tu mundo
me lleno de la felicidad de tenerte.

Le devuelvo al cielo la liviandad
de tu presencia en el mundo,
así me saco de encima la horrible
sensación de conocerte.

Provoco en mí la enajenación increíble
de terminar con la guerra existente
entre mis pedazos de alma creada
por sus pisadas en mi sensible libertad.

Por último me subo al carrusel diario de esta vida
que no para de girar y de poner en mi cara la sortija,
que pretendo seguir y tratar de atrapar mi libertad,
pero en realidad solo sigo girando y girando y girando...






































Diego Hernán Raquita
07-09-2013 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2013.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-