domingo, 21 de julio de 2013



Saber.

Saber que no tengo alas
pero sin embargo vuelo
y planeo sobre las vidas
de los que no saben que existo.

Desde el cielo, desde mi cielo,
observo como pasan sin ser,
sin existir, sin saber, sin amar,
solo creen estar, pero solo pasan.

Saber que no tengo branquias,
pero sin embargo me hundo
en las trágicas imágenes de los
tristes seres que creen ser ángeles.

Y saber que entre mis vuelos
y mis buceo solo logro
aprender todo aquello
que no debo hacer para ser.

Ser uno entre millones,
ser yo en mi interior
y quien ellos quieran
en mi exterior.

Sí así, engañando,
pero sin dejar de ser,
el mas mío de los recuerdos
el mas viejo de los libres.




















Diego Hernán Raquita
19-07-2013 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2013.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-