jueves, 22 de noviembre de 2012



Primero.

Cambiare el color de tus venas,
sacando de ellas la sangre impía
y llenándolas con todo el dolor
que produce el primer amor.

Ilustrare cada milímetro de tu piel,
con todos los colores del sol,
que quemara tus bellos recuerdos
de esa infancia tortuosamente feliz.

Elegiré las palabras, una por una,
para meterte en mí engaño,
dejando tu corazón rasgado
y tu alma perforada por mi mentira.

Llevare en mi nuca tus ojos clavados
como trofeo de otra desilusión lograda,
venganza perpetua y necesaria
para sentir el sabor de la victoria.

Como único representante de esta mierda,
comunicare mi victoria al perverso mundo,
que solo espera ver tus lágrimas,
que solo se regocija con tu dolor.

Pero primero, antes de nacer,
lograre que mueras mil veces,
pensando que eres la reina de un mundo
en el que solo podrás sentir pasión.

Una vez nacida usare mis armas
y llevare los restos de tu amor
al altar de la lujuria, ahí los incinerare
con las llamas del más profundo infierno.





















 Diego Hernán Raquita
22-11-2012 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2012.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-