viernes, 31 de agosto de 2012


Entrad.



Puedo verte entrando como

si nada ni nadie detuviera tu andar,

pero siempre te veo saliendo,

huyendo de mi lado y de mi amor.



Quiero verte metida en mi,

sin tiempo ni palabras, solo en mi,

pero siempre te veo tras el,

escondiendo de mi tu bella imagen.



Puedo verte saliendo como

si nada ni nadie detuviera tu andar,

pero siempre te veo entrando,

huyendo de mi lado y de mi amor.



Siempre tras el mismo vestigio

de una vieja y pasmada felicidad

que aunque te dejo desnuda, sin piel,

todavía la extrañas, añoras la desilusión.



Puedo verte corriendo como

si nada ni nadie detuviera tu andar,

pero siempre te veo huyendo,

alejándote mi lado y de mi amor.



Ahora que tu imagen se vela lentamente,

quieres tener todo lo que negaste,

quieres ser todo lo que no fuiste,

pero ni mi amor te hará volver a nacer.



Puedo verte huyendo como

si nada ni nadie detuviera tu andar,

pero siempre te veo entregándote,

a todo lo que te separa de mi amor.



Hoy solo te queda entrar en mi,

solo te queda mi cuerpo como refugio,

por eso alma mete tu nariz en mi.

y deja que te inunde mi eterno dolor.













Diego Hernán Raquita
31-08-2012 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2012.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-