viernes, 23 de octubre de 2015

El piso.

Desde mi ventana
veo un mundo obscuro,
pero aquí dentro los
colores acaparan todo.

Los techos son azules,
celeste, blancos,
las paredes son rojas,
marrones, violetas,
amarillas, verdes.

Pero el piso, el piso
es transparente, sin color,
porque el piso
es el tamiz de mis días,
el cofre de mis sentimientos,
la almohada de todos mis sueños,
el colchón para mis caídas,
el pañuelo de mis lagrimas,
pero por sobre todo
es el papel para mis poemas.

Me tiro sobre el
comienzo a escribir
en cada frase cambia el color,
me abraza si lo necesito,
me cachetea si me duermo,
me besa si amo y
me castiga, si sufro,
y ríe si soy feliz.



















 
 
 
 
 
 
 
Diego Hernán Raquita
23-10-2015 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2012.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-