domingo, 21 de diciembre de 2014

Mi verdad

La casualidad de estar vivo,
tantas veces morí que solo
es un pecado estar vivo.

Mataron mi alma un millón de veces
Llevándose en cada muerte
una ilusión, un sueño.

Arrancaron mi corazón con tanta facilidad
que creí que así debía ser
que eso era lo normal.

Deshicieron mis amores sin vacilar,
sin pensar, ni esperar que mi
ser reciba el golpe.

Golpearon mis sienes con sus palabras
intentando calar mi alma
y convertirme en esclavo.

Esclavizaron mis horas, mis días,
pero nunca llegaron a mí
a tomar mi vida y vaciarla de ti.











































 

Diego Hernán Raquita
 20-12-2014 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2014.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-