viernes, 31 de octubre de 2014

Paraíso

Una bicicleta sin ruedas
surcando los caminos
de esta primavera fértil
de odio y hastió.

Una bicicleta sin pedales
elevándose por sobre los montes
del verano caliente que se presenta
como un futuro doliente.

Una bicicleta sin frenos
como mi vida que jamás frena,
por encadenarse al brillo
que deja tu rostro entre el gentío.

Una bicicleta sin cadena
como mi alma que solo gira
cuando encuentra tu alma
y juntas vuelan al paraíso.















 

Diego Hernán Raquita
31-10-2014 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2014.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-