domingo, 17 de noviembre de 2013

Caer


Una gota resbala hacia abajo,
va golpeando los poros,
se detiene en la saliente
parece esperar una señal,
de pronto se arroja, vuela,
planea y se estrella contra
el dolor mismo,
fragmentándose
en millones de gritos,
despertando a los ángeles
que debían detener su caída
y la olvidaron, la dejaron caer
sobre su misma fragilidad.



























Diego Hernán Raquita
17-11-2013 Buenos Aires, Argentina

COPYRIGTH 2012.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-