martes, 28 de mayo de 2013



Nuevo camino.



Tanto tiempo esperando,

invirtiendo en mí camino,

tanto tiempo creyendo,

vertiendo mí sangre.



Años haciendo el mismo camino,

que vuelve a ser principio en su fin,

vidas creyéndole al mismo,

perdiendo mi razón en su templo.



Choques, golpes, imágenes de dolor,

sangre en el suelo, derramada en la pared,

batallas perdidas, guerras inútiles e infieles,

listas de odios y muertes sin sentido.



Entonces mi muerte, liberándome

del pasado y del dolor, de la ira y el pesar,

llega, me salva, me compromete,

a volver de nuevo al camino.



Un nuevo camino pero que yo elijo,

con un principio, pero sin final,

solo creyendo en mí poder de seguir,

y seguir caminando hasta no querer más.




















Diego Hernán Raquita
29-05-2013 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2013.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-