sábado, 11 de mayo de 2013



Golpe



Hoy voy a golpear tu cabeza

contra la pared hasta que

por tus oidos salga sangre

como un asqueroso y espeso rio.                 



Aunque pidas que me detenga,

aun cuando llores, golpeare,

cuando tu cuerpo sin vida caiga

sobre el charco de sangre, golpeare.



Te besare en la frente

y te iras de mi vida

llevándote tú pesar

y por fin mis lágrimas.



Pero no te preocupes,

no dolerá tu mísero cuerpo,

solo será un segundo,

hasta que tu alma te deje.



No puedo tenerte acá,

si sigo con esto moriré,

por eso mejor matarte

y que de ti solo quede yo.



Por eso ya no serás mi sombra,

ni yo, tu consejero, ni tu bastón,

a partir de ahora provocare

mi soledad y será eterna.



























Diego Hernán Raquita
11-05-2013 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2013.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-