domingo, 3 de febrero de 2013



Quieto.

Quieto contra una hoja blanca,
sin renglones, ni letras,
vacía como mi soledad.

Parado sobre un cuaderno
lleno de nervios y dolor,
vacío de ideas y sentimientos.

Sentado sobre una roca,
descansando del mundo,
que rodea mi existencia.

Me convierto en viento,
encuentro tus ojos en él,
vuelvo a ser libre y tener paz.

Acostado sobre el cielo,
que mece nuestro amor,
dejándonos desnudos.

Frente al negro tiempo
que se lleva nuestros cuerpos,
dejando nuestras almas,
llenas de amor y verdad.



 
Diego Hernán Raquita
03-02-2013 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2012.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-