domingo, 28 de octubre de 2012


Un soplo.

Un soplo, lento, débil, sale de mi boca,
vuela lentamente hasta tú corazón,
aterriza entre tus pechos infinitos,
alojándose en tu eterna belleza.

Un soplo, convertido en voz,
en mí voz, en la voz de mí corazón,
que dice sin tapujos, ni reservas,
todo lo que le dicta mi amor.

Un soplo, creado para transmitir
desde mi alma toda mi pasión,
hacia tu corazón todo mi amor,
desde mi mundo toda mi verdad.

Un soplo, lento, débil, sale de mi boca,
vuela lentamente hasta tú corazón,
se convierte en una poderosa tormenta
y nos convierte en una increíble pasión. 













Diego Hernán Raquita
28-10-2012 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2012.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-