sábado, 20 de octubre de 2012


Amanecer.

Esperando ver tu cara al amanecer,
tus ojos abriéndose a la vida,
dándome el regalo de tus besos
y el de un día perfecto a tu lado.

Soñando con tus manos,
despertando en ellas…
creyéndome tu única inspiración,
sabiéndote mi única inspiración.

Sin poder y aún sin querer,
encuentro en ti lo que no hay en mí,
doy de mí, aún lo que no tengo,
solo para poder tener tu mirada.

Muero en el anochecer
cuando tus ojos se cierran,
y renazco al amanecer
cuando tu mirada llena mi alma.

Diego Hernán Raquita
20-10-2012 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2012.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-