miércoles, 11 de julio de 2012


Flagelo.

Mi alma flagela el cuerpo
que la mantiene atrapada,
lo aterroriza contándole
el nefasto final que tendrá.
Ella quiere más, lo quiere todo,
el solo puede darle vértigo,
ese vértigo de no dejarla ver,
por donde y adonde van.

Mi alma quiere liberarse del
cuerpo que jamás podrá dejar,
entonces lo ataca, lo hiere,
le quita las musas y lo deja
sin letras, sin palabras
ni caminos para seguir.
el le quita los sonidos
y la deja sin imágenes.

Pero a ella no le importa
le traba los latidos
le contamina la sangre.
Así convierten su estancia
en una prisión maldita,
lentamente se van robando
el deseo de ser uno,
de seguir viviendo.








































Diego Hernán Raquita
07-07-2012 Buenos Aires, Argentina
COPYRIGTH 2012.- DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR.-