miércoles, 4 de julio de 2012


Emerger.


Salí por un momento,
por un pequeño pedido.
y una gran intención,
esa, la de abandonar
mis hermosas sombras.
Las que me mantienen
sano y calmo, alejado
pero vivo y salvo.


Emerjo me siento dueño,
me siento trueno eterno,
con dos palabras, solo dos,
me regalaste imagen,
presencia, belleza, luz.
y por un momento
fui libre y hasta poderoso,
pusiste en mi un soplo de vida.


Viví el mundo de nuevo
y me volvió a doler
quizás porque no se,
nunca supe quererme, 
no quise defenderme,
no aprendí a atacar,
no vi la verdad, esa
que me lastimo una vez mas.


Entonces volví a mi lugar,
ese que no debí abandonar,
por ningún pedido, 
por ninguna intención,
y volví a mis sombras.
Las que me mantienen
sano y calmo, alejado
pero vivo y salvo.