miércoles, 6 de junio de 2012


Realmente

Realmente te veo
riéndote de mi cara
al verme sufriendo
por tu falta, por la
necesidad de tus caricias
la ansiedad en la
espera de tus brazos
recorriendo mi cintura
fundiéndome en tu
hermosa figura.

Realmente te escucho
caminar lentamente
por los oscuros pasillos
que recorren el interior
de mi tenebroso corazón
encendiendo las olvidadas
antorchas que iluminan
nuevamente mi ser
llenando mi alma de
la divina luz de la vida.

Realmente te necesito
cada minuto te lloro
cada hora te pienso
escucho el golpeteo
de tus lagrimas
chocando mis mejillas
uniéndose con las mías
haciendo de esa mezcla
el elixir que me da 
fuerza para seguir vivo.

Realmente te extraño
pienso en el minuto
recuerdo la hora
revivo el momento
en el que cruzaste
el puente sobre
mi eterna soledad
y con un abrazo
me metiste en tu vida
y me hiciste real.

Realmente te siento
liberando mis caminos
abriendo mis puertas
calmando mis sentidos
llevándome al Eterno
paraíso de tus caricias
dándome en un segundo
lo que la vida no me dio
en millones de horas
realmente, gracias.