jueves, 24 de mayo de 2012


Hoy no imploro

Desde tu alma me llamaste
como hace una eternidad
me llamaste y me dejaste
tirado una vez mas
soñé una eternidad
con tu voz llamándome
desperté con el suspiro
de tu llamado y caí
en el misterio del sueño
cuando volviste a dejarme.

Hoy tu alma me llama
hoy mi alma no oye
mi sueño concluyo
y mi alma no espero mas
la espera me convirtió
en mármol, bello,
armonioso, triste,
solitario, libre, duro,
imposible de quebrar,
pero fácil de tallar.

Hoy no imploro
hoy no escucho
tu voz implorando
solo se que viviré
una eternidad feliz
solo, sin tu llama
que nunca fue mía.
mas con mi alma
que aun triste es
hermosa y hoy libre.