lunes, 2 de abril de 2012

Siempre recuerda

Te das vuelta sobre ti mismo
Saltas sobre los problemas
Nada resuelves, el círculo se cierra
Sobre tu cuerpo ya marchito.

Pero siempre recuerda
Yo estoy aquí, no pagare tus deudas
Ni cerrare tus heridas
Ni curare tus enfermedades.

En la mañana te sientes solo, abatido
Durante el día estas solo y perdido
Al llegar la noche revuelves tus heridas
Nada logras, solo otra noche insomne.

Pero siempre recuerda
Yo estoy aquí, para escucharte
Para abrazarte, para darte de mi
Todo lo que no podes sacar de ti.

Si eso no te sirve, no te llena
Igual quédate aquí entre mis brazos
Juntos llegamos y juntos debemos irnos
Y solo falta un segundo para llegar.