viernes, 17 de febrero de 2012

Luz

Una pequeña luz
Penetra en mi corazón
Para mostrarme
Por unos segundos
Que las sombras
No pertenecen solo
A la oscuridad.

Tenue, perversa, tenaz
Me muestra que mi felicidad
Es la forma de escapar
Y no entregar mi cadáver
Al mar del sur.

Ella me divierte para poder
Destruirme un poco mas al irse,
Se entretiene disfrutando
De las sagradas gotas
Que penden de mis venas
A causa de su ultima puñalada.

Solo deseo tratar
De curar las heridas
Que mi ser me provoca
Y ella mantiene abiertas
Con cada susurro
En mis oídos sangrantes.